Internet mundial con más de 4.000 satélites

Los más de 4.000 satélites se moverían en diferentes órbitas, y se irían lanzando poco a poco: el primer paso serían 800

0
114 views
La última excentricidad (no tan irreal) de Elon Musk es crear una constelación de satélites que lleven internet a todos los rincones del planeta

Los planes de Elon Musk, el dueño de Tesla y SpaceX entre otros, son tan extravagantes como asombrosos. Y lo ha vuelto a hacer. En su última aparición el sudafricano explicó el plan que quiere seguir desde la compañía espacial para llevar internet a todos los rincones del mundo usando 4.425 satélites.

“El sistema está diseñado para proveer un amplio rango de banda ancha y servicios comunicativos para usuarios particulares, comerciales, institucionales, gubernamentales y profesionales de todo el mundo”, explican desde SpaceX.

Esta explicación no se ha lanzado al aire, sino que figura como anexo a la aplicación que han dirigido ya a la FCC, la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense. Obviamente primero son ellos los que deben aprobar este plan.

Las estimaciones de Musk vienen del año pasado, y no son cosas pequeñas precisamente. Los más de 4.000 satélites se moverían en diferentes órbitas, y se irían lanzando poco a poco: el primer paso serían 800. Y se calculó de forma aproximada el coste del plan: 10.000 millones de dólares, nada menos.

Rivales que también juegan con satélites

Todo esto serviría a otro plan del excéntrico visionario sudafricano: la creación de una colonia en Marte. Eso sí, es un plan en el que deberán correr si quieren ser pioneros porque no son los únicos con una idea similar. OneWeb quiere lanzar una constelación de 648 satélites con el mismo objetivo.

Otros rivales serían Boeing y Facebook. En lo que respecta a la red social, sus planes se han visto retrasados por causa de SpaceX, precisamente. Una de las pruebas espaciales de la empresa destruyó accidentalmente un satélite que Zuckerberg pensaba usar para llevar internet al África subsahariano.

Desde esa explosión, ocurrida en septiembre de este año, los lanzamientos de SpaceX se han detenido (deben tener cuidado aquí con su rival chino, eso sí, que también podría adelantarles). Los ingenieros de la empresa aún siguen buscando la causa del fracaso, aunque desde la compañía se intuye que están ya cerca de encontrarlo.

De hecho el optimismo en SpaceX es grande y esperan volver a intentar un lanzamiento antes de que se acabe el año 2017.

El plan de los 4.000 satélites de Elon Musk aún no tiene fecha de comienzo, pero desde luego en un hombre con sus aspiraciones, tenacidad y recursos no sería de extrañar que tengamos internet hasta en la sima más recóndita de aquí a una década.

No hay comentarios

Dejar respuesta