Internet llega a los hogares de Cuba al fin

La estimación que se maneja es que de 11 millones de habitantes apenas 500.000 tienen conexión en casa. En Cuba, al menos hasta ahora, solo se puede obtener si el Gobierno da permiso, y como norma solo se lo conceden a académicos, doctores e intelectuales

0
672 views
Internet llega a los hogares de Cuba al fin

Varios hogares de La Habana, capital de Cuba, han recibido un regalo bastante especial esta Navidad: conexión a internet. El Gobierno cubano comenzó hace dos semanas un proyecto piloto que llevará la red a los hogares de 2.000 habitantes del centro histórico de la capital de la isla.

La mayor parte de los 11,2 millones de habitantes de Cuba sólo tienen acceso a internet en puntos concretos donde se ofrece Wi-Fi, y sólo si pueden pagar la tarifa de 1,50 dólares por hora (que representa alrededor del 5% del salario medio mensual en la isla).

La estimación que se maneja es que de esos 11 millones de habitantes apenas 500.000 tienen conexión en casa. En Cuba, al menos hasta ahora, solo se puede obtener si el Gobierno da permiso, y como norma solo se lo conceden a académicos, doctores e intelectuales.

Mientras que el precio de Internet ha disminuido en los últimos años, sigue siendo prohibitivo para la mayoría de los cubanos. Cuba dice que ha tardado en desarrollar la infraestructura de la red en parte por los altos costes y en parte por el embargo comercial de Estados Unidos. Los sectores críticos con el gobierno de los Castro, no obstante, discrepan y aluden que es para mantener mejor el control sobre la población.

Cuba y el Wi-Fi de La Habana

Antes de que las señales Wi-Fi estuvieran disponibles el año pasado, el acceso a Internet de banda ancha se había limitado en gran medida a ordenadores de sobremesa en cibercafés estatales y hoteles de prestigio.

Sin embargo, el Gobierno ha dicho que quiere asegurarse de que todo el mundo en Cuba tenga acceso a internet y ha instalado 237 puntos de Wi-Fi hasta la fecha. En septiembre, anunció que instalaría Wi-Fi a lo largo de la avenida frente al mar de La Habana, el Malecón.

El acceso que han recibido estas 2.000 personas es gratuito. De momento. A partir de marzo tendrán que pagar, como ocurre en el resto del mundo. Y ahí será cuando los cubanos tendrán que decidir si sus carteras pueden permitírselo. Al menos, el primer paso está ya dado.

No hay comentarios

Dejar respuesta