Hagamos flotar un tren supersónico

El ambicioso proyecto de Elon Musk de crear un tren que viaje a más de 1.000 kilómetros por hora está haciendo que las escuelas de ingeniería den lo mejor de sí mismas para crear sistemas que lo hagan posible

0
14 views
La construcción del tren supersónico de Elon Musk, el Hyperloop, está logrando sacar lo mejor de cientos de escuelas de ingeniería de todo el mundo

Una de las mejores cosas que está logrando Elon Musk y de los que menos se habla es de la gran batalla (productiva) por construir sus prototipos y mecanismos para sus colosales proyectos, como el del tren supersónico Hyperloop.

Este medio de transporte pretende ser una de las joyas de la corona de Musk. Un tren que viaje a 1.300 kilómetros hora no es cosa baladí. Y alimentado por energías renovables, nada menos. Pero el trabajo que hay que realizar es arduo y queda mucho camino que recorrer.

Para prácticamente cada paso que dan hacia adelante, desde SpaceX (empresa que desarrolla el Hyperloop) se convoca un concurso para elegir la mejor idea. Esto está alimentando la competitividad y permitiendo sacar lo mejor de cientos de escuelas de ingeniería.

Levitando una cápsula de tren supersónico

En febrero supimos que el Massachusetts Institute of Technology (MIT) sería quien crease las cápsulas del tren supersónico. Y ahora hemos conocido el proyecto de la universidad canadiense de Waterloo para el sistema de levitación de estos “vagones”.

El llamado “Waterloop” ya ha sido puesto a prueba y con éxito, como podemos ver. Cierto es que se trata de un modelo de prueba y a pequeña escala, pero el camino parece ser el correcto.

Este sistema se basa en la fuerza neumática para levitar, por lo que solo necesita aire para conseguir flotar. Este método de hecho reduciría el rozamiento… y los costes de construcción. Lo que facilitaría el ambicioso objetivo de alta velocidad que tiene marcado el tren supersónico.

El resultado de este concurso se sabrá en enero de 2017, de forma que los participantes tienen que darse prisa para terminar sus proyectos y presentarlos. El de Waterloo se está financiando por Kickstarter (crowdfunding), y aunque ya ha alcanzado la meta aún se puede colaborar.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta