Grandes empresas y startups ¿Amigas o enemigas?

¿Crees que la colaboración entre pequeños negocios y grandes corporaciones está abocada al desastre? Veamos si esta asociación trae más alegrías que disgustos a ambas partes

0
12 views
Grandes empresas y startups

Muchos presentan como modelos antagónicos las grandes empresas y las startups. Es cierto que hay diferencias muy notables entre ambos modelos de negocio, pero no son tan antagónicas como parecen y entre ambas hay un margen de colaboración muy ancho.

¿Cómo son las grandes empresas?

Las grandes empresas son estables y se caracterizan por una gestión financiera sólida. Pero no son perfectas, les cuesta mucho innovar y tienen un notable miedo al riesgo.

¿Cómo son las startups?

Por otro lado, las startups son bastante caóticas, sobre todo al principio de su creación,  y también son altamente dependientes de la financiación de terceros. Los puntos positivos de este tipo de negocio son su predisposición a arriesgarse y su agilidad para tomar decisiones. Esto les ayuda a posicionarse en los primeros puestos del ranking de la innovación más disruptiva.

Parecen tan distintas que muchos tienen la sensación de que es imposible encontrar una vía de conciliación entre ambas. Pero sí que existe el punto medio entre ambos modelos, y este es la colaboración.

Unas bases firmes son fundamentales para que sea posible la colaboración

La colaboración entre grandes empresas y startups tienen que tener unas bases firmes y al mismo tiempo se deben superar las reticencias iniciales de trabajar conjuntamente.

Para poder asegurar este primero punto, tanto la gran empresa, como la startup deben preguntarse: ¿Compartimos los mismos valores? ¿Hay motivos para colaborar desde una perspectiva de estrategia de negocio? ¿La colaboración resulta beneficiosa para ambas partes? ¿Confío en la persona y en la empresa con la que voy a colaborar?

Si la respuesta es positiva en ambos casos, ambas compañías han dado un paso más y están más cerca de la colaboración. Y ahora ¿qué es lo siguiente que deben hacer? Escoger la fórmula para colaborar.

Fórmulas para colaborar

En lo que se refiere a las modalidades de colaboración entre grandes corporaciones y startups, estas son las opciones más comunes.

Corporate venture capital

En estos casos las grandes empresas compran las participaciones de las startups y a cambio ganan rentabilidad y una vía de acceso a innovaciones que no les han supuesto ni gasto de dinero ni de tiempo.  

Incubación inside-out

Aquí las empresas animan a sus propios empleados a convertirse en emprendedores y a crear sus propias startups bajo una fórmula spin-off.

Programas de aceleración corporativa

Una empresa cede su espacio físico, mentoring y otros servicios a una o varias startups para que estas le dejen participar en las mismas o acceder a sus productos o servicios.

¿Qué ganan las startups a cambio?

Las startups ganan en estabilidad financiero. En ocasiones también supone una ventaja acceder a la cartera de clientes de la gran empresa.

La colaboración también implica credibilidad y reconocimiento de marca para cualquier empresa con poco recorrido. Además, las empresas grandes también pueden aportar sus conocimientos a las startups porque tienen más experiencia y recursos.

Aunque la relación entre grandes empresas y startups no siempre es fácil, ambas tienen que aprovechar la oportunidad de trabajar juntas, porque los resultados no pueden ser mejores.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta