Google y Microsoft entierran el hacha de guerra

Google y Microsoft han hecho ondear sus banderas blancas firmando un acuerdo para poner fin a las hostilidades y dejar de entorpecer el trabajo de su rival para centrarse en el suyo propio.

0
5 views
Google y Microsoft firman un acuerdo
Alto al fuego entre Google y Microsoft

Borrón y cuenta nueva. Eso es lo último que aparece en las libretas de estos dos gigantes. La guerra ha terminado y aunque parezca imposible han salido ganando todos: Google, Microsoft y, sobre todo, los usuarios. Lo que empezó como un rumor se ha convertido en una realidad; las buenas relaciones entre los CEO de ambas empresas han hecho ondear sus banderas blancas firmando un acuerdo para poner fin a las hostilidades y dejar de entorpecer el trabajo de su rival para centrarse en el suyo propio.

Bien es cierto que ya se había sentado las bases del punto de partida cuando llegaron a un punto de común acuerdo gracias al cual mitigaron la guerra de patentes. Ahora se ha dado un paso más en esta dirección porque tanto una como otra tendrán, casi al cien por cien, libertad para desarrollar todos sus productos y servicios sin tener que tener un ojo puesto en su rival y en las demandas que podrían llegar.

Microsoft y Gogle firman la paz
Microsoft retira las demandas contra Google

Satya Nadella (Microsoft) y Sundar Pichai (Google) son directores generales de las citadas compañías y los grandes culpables, entendido este atributo como algo positivo en el caso que tratamos. Ha sido Microsoft la encargada de confirmar la noticia anunciando un cambio de rumbo en las prioridades de la empresa. Como prueba de ello, ha retirado todas las demandas que había interpuesto a Google y ha asegurado que, a partir de ahora, el camino que recorrerá irá en otra dirección: dejan a un lado las batallas y métodos legales para competir con sus rivales mejorando sus productos y servicios. Tan simple como eso.

Su línea de actuación no ha terminado ahí puesto que también ha retirado las quejas que había presentados ante la Comisión Europea. Y es que en los últimos tiempos Google se encontraba ante un angosto escenario por las acusaciones que versaban sobre un supuesto abuso de poder en relación a las aplicaciones que los dispositivos Android tienen preinstaladas. Esto unido a los pobres resultados financieros logrados con Alphabet podría haber supuesto el empujón definitivo para que Google firmase el acuerdo aunque la compañía se resista, de momento, a dar información sobre el tema o una confirmación oficial. Sea como sea, corren tiempos de paz.

No hay comentarios

Dejar respuesta