Google echa abajo los pop-ups

Hay tres tipos de pop-ups que Google intentará cortar: los que cubren la mayor parte del contenido de una web, las páginas temporales que uno debe cerrar antes de ver el resto de la página, y esos anuncios que llenan la ventana de forma que el usuario tiene que hacer scroll para llegar al contenido que quieren ver

0
24 views
Hay tres tipos de pop-ups que Google intentará cortar: los que cubren la mayor parte del contenido de una web, las páginas temporales que uno debe cerrar antes de ver el resto de la página, y esos anuncios que llenan la ventana de forma que el usuario tiene que hacer scroll para llegar al contenido que quieren ver

A casi nadie le gustan los pop-ups. Muchos los consideran una de las formas de publicidad más molestas e intrusivas inventadas por el ser humano. Por esa razón, teniendo en cuenta esta fama, Google va a por ellos.

El algoritmo de Google ha sido actualizado para penalizar a las páginas que lleven este tipo de publicidad, según han confirmado en el propio blog de la compañía. La medida empezará a funcionar a pleno rendimiento en enero de 2017.

Hay tres tipos de pop-ups que Google intentará cortar: los que cubren la mayor parte del contenido de una web, las páginas temporales que uno debe cerrar antes de ver el resto de la página, y esos anuncios que llenan la ventana de forma que el usuario tiene que hacer scroll para llegar al contenido que quieren ver.

¿Por qué atacar a los pop-ups?

Estos anuncios ofrecen una mala experiencia al usuario (la conocida UX, tan de moda últimamente), y por eso el gigante informático ha decidido ponerles freno.

No obstante, Google también se financia con publicidad. ¿No es tirar piedras contra su propio tejado, se preguntará alguno?

En parte sí, pero el objetivo real no es solo el suprimir en lo posible esta publicidad intrusiva. Hay otro: dar a los usuarios una razón para que desinstalen los adblockers.

Los diseñadores de estos programas están siendo cada vez más agresivos y quieren bloquear los propios anuncios de Google, de forma que es esencial para el buscador encontrar una forma bien de apaciguar a estos creadores o bien de regatearlos. Como ya ha hecho Facebook, por ejemplo.

Otro factor a tener en cuenta son los móviles. Actualmente la navegación móvil es cada vez más común, por lo que es prioritario que el usuario no instale ahí el bloqueador. Y no solo es que se instales más, sino que además hasta algunas compañías telefónicas han advertido a Google sobre su intención de bloquear sus anuncios.

¿Funcionará esta medida de Google para mejorar realmente el impacto de la publicidad en los usuarios?

No hay comentarios

Dejar respuesta