Cómo financiar una startup en Australia

Arrancar un negocio en el lejano continente puede resultar bastante lucrativo si sabes como hacerlo

2
54 views
Australia Bandera

¿Has decidido dar el salto y empezar de cero en la lejana Australia? Es un movimiento atrevido, pero puede que sea inteligente gracias a la apertura de las gentes de este país. Sin embargo, moverse desde cero siempre es complicado así que será mejor seguir unos pasos básicos.

Lo primero que tienes que saber es que conseguir financiación no es sencillo, más bien todo lo contrario. La política estadounidense de gastar y gastar en este tipo de empresas no funciona aquí. Vamos con esa guía:

1. Acércate a gente con ideas afines

Es un paso importante. Si tu idea todavía está en pañales puedes acercarte a las figuras llamadas “aceleradores”. Estos impulsores pueden darte algo de dinero para arrancar, tutela y ayudarte a crear redes que te permitan aprender y crecer.

Además es una gran idea por el concepto de camaradería que rodea a los aceleradores. Ahí te pondrás en contacto con otras muchas startups en tu misma condición entre las que podréis ayudaros a sacaros las castañas del fuego mutuamente.

Lo normal es que los aceleradores no aporten más de 100.000 dólares australianos (algo menos de 67.000 euros), y será más fácil que te den el dinero si estás a punto de salir al mercado.

2. Conseguir más financiación

Si ya has tirado de amigos y familiares o de tus ahorros o si has conseguido sacar algo de una campaña de crowdfunding pero todo es insuficiente, entonces puedes recurrir a los angel investors.

Estos ángeles de la guardia, por así decirlo, son personas muy bien conectadas que pueden extender grandes cheques para ayudarte, siempre y cuando consideren que tu idea puede reportarles beneficios.

3. Crecer rápido

Al comienzo de toda startup es fundamental tener clientes. Y cuanto más rápido, mejor. La primera partida presupuestaria la deberías dedicar a conseguir este crecimiento más que a ninguna otra cosa, siempre intentando ir por encima de tus previsiones.

Si optas por esta estrategia es algo más fácil lograr una financiación. Lo que los australianos llaman Serie A funding se puede llegar a financiar con entre 3 y 7 millones de dólares australianos, aunque debes estar listo para poder devolver anualmente al menos dos.

4. Si no necesitas dinero, no lo pidas

Parece una perogrullada, pero hay a quien se le llena la boca de dinero y comete un error haciéndolo. Si todo está yendo bien sin financiación no te metas en camisa de once varas y sigue trabajando igual. Es casi mejor vender una parte de tu compañía si necesitas una pequeña inversión y así no te endeudarás.

El mercado australiano es suculento y lucrativo, así que si vas a dar el salto sigue estos consejos para llevar tu idea al mejor destino posible.

2 Comentarios

Dejar respuesta