Por fin se hace real: el primer jetpack funcional

El piloto ha hecho más de 400 vuelos ya con el jetpack y todos han ido bien. Pero aun así hay que contar con que lleva un depósito de combustible de aviones en la espalda. Y eso puede ser peligroso

0
42 views
Un jetpack sobrevoló Londres durante diez minutos

¿Quién, medianamente interesado en volar, no ha pensado en lo genial que sería tener un jetpack? Pues amantes del vuelo libre, estáis de enhorabuena: el 5 de octubre de 2016 una de estas mochilas ha sobrevolado Londres durante unos minutos.

Ni qué decir tiene que la mochila no volaba sola. Colgaba de los hombros de David Mayman, un expiloto comercial australiano que es quien se ha encargado de la creación del jetpack en cuestión.

Mayman alcanzó una altura de 30 metros con su JB-10, el nombre del invento. Y viajó por los aires durante 10 minutos por el este de Londres.

Ahora, el piloto del jetpack ha iniciado una campaña de crowdfunding con la que recaudar 300.000 libras esterlinas y dar así salida al inicio de la fabricación para los clientes. La intención es que en 2019 esté disponible para todo el mundo.

El jetpack (por desgracia) de los ricos

Para todo el mundo que pueda permitírselo, claro. Porque lo que también va a ser de altura es el precio: 200.000 libras. Al cambio, algo más de 226.000 euros. No está al alcance de cualquier bolsillo, precisamente. Pero parece que merece la pena…

Mayman está en conversaciones con el ejército naval de los Estados Unidos para darle un uso más allá del comercial. También, obviamente, en busca de financiación militar.

El piloto ha hecho más de 400 vuelos ya con el jetpack y todos han ido bien. Pero aun así hay que contar con que lleva un depósito de combustible de aviones en la espalda. Y eso puede ser peligroso.

Ventaja de este aparato: es lo suficientemente pequeño como para caber en el coche. Y es lo bastante ligero como para que pueda llevarlo una persona. La duda que se nos plantea ahora es si podría hacerse con energías renovables, y no queroseno o similares. Pero, como decía Michael Ende, “esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión”.

No hay comentarios

Dejar respuesta