El espejo de la madrastra de Blancanieves traspasa el cuento

Simplehuman es un espejo inteligente con el que se puede interactuar para regular la iluminación, ampliar el reflejo y emular la apariencia en distintos escenarios

0
13 views
Ampliación de la imagen
Un espejo inteligente que nos anticipa la imagen

Es de sobra conocido el cuento de Blancanieves en el que su malvada madrastra poseía un espejo al que le pregunta quién era la más bella de su reino. Un preciado bien que muchas (y muchos) han soñado tener cuando es tiempo de ponerse a punto tanto para ir al trabajo como para cualquier evento social. Una vez más, la realidad ha traspasado las barreras de la ficción: Simplehuman es un espejo inteligente con el que se puede interactuar y que, como el cuento de Blancanieves, promete un final lo más feliz posible.

Tal y como explica Cnbeta, está compuesto por dos espejos circulares y cuenta con una superficie de ocho pulgadas (veinte centímetros) en la que se puede aumentar el reflejo de cinco a diez veces más para no sólo facilitar las cosas mientras alguien se maquilla, también ayuda en otros procesos donde la precisión es vital como el diseño de las cejas, por ejemplo. Este espejo inteligente incorpora una serie se sensores que permiten seguir el movimiento de la cara del usuario y, además, incorpora un dispositivo de iluminación en el borde que puede proporcionar más de 50.000 clases diferentes de luz.

Ampliar el reflejo
Un espejo inteligente conectado al smartphone

¿Queréis más? Simplehuman se puede conectar a un smartphone a través de la conexión Wi-Fi o del Bluetooth y siempre gracias a su pertinente aplicación. La misma que permite ajustar el color de la luz que ilumina el rostro hasta el punto de poder comprobar cómo luciremos tanto si estamos al sol como si estamos a la sombra. Es más, si la persona desea obtener una imagen anticipada de cómo se ve en un lugar concreto -como la oficina-, el espejo inteligente permite captar la tonalidad específica de ese lugar fotografiándolo para después reproducir la temperatura del color y la iluminación.

Su oferta no termina aquí porque, como otros tantos gadgets, se puede vincular a la nube para almacenar todas las fotos posibles emulando de esta manera aquellos escenarios en los que nos movemos habitualmente y saber cómo afectaría su luz. Por otro lado incorpora un asistente personal que funciona mediantes comandos de voz para que el usuario del espejo inteligente de Simplehuman le dé las órdenes pertinentes respecto a los efectos de iluminación, la ampliación, etc. Probablemente la madrastra de Blancanieves también hubiera suspirado por él.

No hay comentarios

Dejar respuesta