¿Escuchar música mientras trabajas afecta a tu productividad?

Eres de los de “mis auriculares y yo” en la oficina o no puedes escuchar una melodía porque no puedes concentrarte al 100% ¿Quiénes son los que ofrecen mejores resultados, los primeros o los segundos?

0
39 views
Productividad-música

Existen dos tipos de personas, las que necesitan escuchar música para alcanzar la concentración óptima y los que aseguran que es imposible mantenerse atento al 100% si tienen una melodía en la cabeza. ¿Quién tiene razón? Y la pregunta del millón ¿Quién es más productivo? ¿Quién ofrece mejores resultados, el que no se despega de los auriculares o el que busca paz, tranquilidad y silencio en su entorno de trabajo?

¿Imprescindible o innecesario?

Los resultados de escuchar música varían en función de las personas. Unos afirman que esta actividad les parece imprescindible para poder manejar el entorno auditivo y las distracciones. Los mismos aseguran que es perfecto para gestionar los procesos de pensamiento interno e incluso el estado de ánimo. Por el contrario otras personas sienten que la música los distrae, sobre todo, cuando trabajan en tareas muy exigentes.

¿El punto medio entre ambos? Fácil, que los amantes de la música disfruten de ella en privado con unos auriculares.

¿Distracción o no?

La música puede ser una distracción como tal pero también sirve para limitar, manejar y reducir las distracciones típicas de una oficina, conversaciones, llamadas de teléfono, demasiado movimiento…

En el caso de ser un entorno ruidoso y caótico, la música acabaría por ser imprescindible para recuperar la tranquilidad. Sin embargo, es contraproducente si la oficina es un entorno tranquilo y silencioso.

Consecuencias de una música “feliz”

Hace poco se llevó a cabo una investigación donde se demostrada que la música “feliz” fomentaba la actividad y el trabajo en grupo de los trabajadores que la escuchaban. Canciones como Yellow Submarine, Walking on Sunshine o Brown-Eyed Girl puede ser una buena banda sonora para aumentar la productividad en cualquier jornada laboral.

Elige sabiamente

La página web How Stuff Work publicó un estudio en el que se demostraba que la música impacta en el estado de ánimo de la gente y en su comportamiento.

Las melodías con ritmo rápido hacen que las personas respiren un poco más rápido y eso es un indicador de felicidad. Ocurre lo contrario con las que tienen un ritmo más lento. Por tanto, sé inteligente a la hora de elegir la lista de reproducción para el trabajo y evita las canciones depresivas o con un tono demasiado tristón porque tu productividad se verá afectada para mal.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta