El Escuadrón Suicida: teoría aplicada del buen marketing

El estreno más fuerte del verano 2016, Escuadrón Suicida, nos deja unas cuantas claves de su éxito en las técnicas de marketing que han utilizado en la promoción.

0
99 views
escuadron-suicida-marketinf-warner-bros
¿Se unirá El Joker de Jared Leto a la lista de los más icónicos?

Puede que Escuadrón Suicida no sea la mejor película del verano, ni el argumento más consistentes o que haya cosechado las mejores críticas. Pero sí que hay algo que no se le puede negar al filme protagonizado por villanos del universo DC Comics, y eso es cómo se ha vendido.

El marketing, comunicación y promoción que se hace ante un estreno de tamaña magnitud está milimetrado. Y es lógico además, Warner Bros se ha gastado muchos millones en esta película como para que hasta el último humano de la Tierra no se entere de lo que va, aunque haya quien se decepcionase y haya demandado a la productora por publicidad engañosa.

Sea como fuere, y aunque la crítica no la acompañe, Escuadrón Suicida ha cosechado ya en su primer fin de semana casi trescientos millones de dólares. Una tarea imposible sin una gran campaña de marketing a sus espaldas. Pero ¿cuáles son sus claves? Analizamos las dos que, probablemente, más han influido en el éxito del filme.

Dales lo que quieren, aunque sea en el tráiler

El hombre que ha demandado a Warner Bros por publicidad engañosa es conocido ya en todo el mundo, y no es por casualidad. Se cuentan por miles los que esperaban que el papel de El Joker en la película fuera casi casi el de un protagonista, y al ver que no se ha tratado más que de un secundario su decepción ha sido enorme.

El caso, que no deja de ser una anécdota para Warner Bros, Escuadrón Suicida y Jared Leto, se hace palpable en cientos de tráilers de películas que poco tienen que ver con la realidad. Esto sucede porque a veces hay  un personaje como El Joker, que no cuadra en el guión pero sí que puede aportarse en pequeñas dosis. Pero claro, la presentación de la película es fundamental así que se mete al personaje con calzador y cuando el espectador ve la película se decepciona lógicamente.

La estrategia de comunicación debe ser siempre coherente y común a todo. No tiene sentido presentar una película que no es la que va a estrenarse simplemente porque es lo que el espectador quiere ver. Sin embargo, más allá de dicha demanda, no parece haberle afectado mucho a Warner Bros.

El Escuadrón Suicida de los críticos

A Warner Bros no pareció importarle en exceso, tampoco, las críticas negativas obtenidas por los expertos en cine de los Estados Unidos. Al fin y al cabo, no tendría mucho sentido intentar convencerlos de lo contrario.

El público de las películas de superhéroes no tiene por qué sentirse identificado con críticos. Puede que  otros géneros cinematográficos como el drama o incluso las películas independientes a las que una mala crítica puede hacer daño, y puede que ni eso. Un  tanto para Warner Bros ha sido saber que esto iba a suceder e ignorarlos con dignidad y clase. Como encender el cigarro de una chica con un meñique, que le diría Harley Quinn a El Diablo en Escuadrón Suicida.

No hay comentarios

Dejar respuesta