Echarse la siesta en la oficina es posible

La siesta tiene muchos beneficios, y tanto jefes como trabajadores lo agradecerán

0
64 views
Siesta Oficina

Nos entra el sueño después de comer y ¿qué hacemos? Pues nos echamos la siesta. No hay problemas si estás en casa, pero ¿qué pasa cuando estamos en la oficina? Nos hinchamos a café, tratamos de mantenernos ocupados para que no nos entre el sueño, pero ¿por qué no nos echamos la siesta directamente?

El jefe no podrá negarse

Hoy en día se puede porque ya se ha inventado EnergyPod, la silla para echarse la siesta en medio del trabajo, ahora solo queda que al jefe no le importe. Aunque claro, tiene que pensar que sus trabajadores seguramente sean más productivos y estén más activos, creativos y con mejor humor si descansan. Todos acaban ganando, por lo que el jefe tiene que currarse una buena excusa para declinar la idea de que sus trabajadores se echen la siesta en la oficina.

Cómo es su diseño

El diseño futurista de esta silla permitirá a los trabajadores disfrutar de una cabezada perfecta. Se trata de un sillón que cuenta con una esfera en la parte donde se apoya la cabeza que aporta privacidad al que duerma y que también aísla de los ruidos externos. Una vez acomodado en esta silla, el trabajador puede programar los minutos que quiera dormir y una vez estos pasen el interior de la esfera se ilumina y una voz suave despierta a la persona.

Te canta una nana

Esta silla te permite descansar gracias a una música especialmente compuesta para crear una atmósfera de relajación que proporciona al usuario el sueño perfecto.

Ya los hay que se echan la siesta en el trabajo

Ya hay empresas que permiten a sus trabajadores echarse una siesta, no utilizan estos aparatos pero en Google, Nike o The New York Times les permiten dormir para recuperar energías y estar de mejor ánimo.

Cuando éramos niños no nos gustaba echarnos la siesta y cuando nos hacemos mayores se convierte en imprescindible para muchos. La siesta ofrece muchos beneficios ¿por qué no aprovecharlos aunque estemos en la oficina?

No hay comentarios

Dejar respuesta