Combatir el asma desde el smartphone

El gadget mide cuánto aire eres capaz de soplar por segundo y a qué velocidad lo haces. Usando un sistema de luces de semáforo te muestra la información que necesitas saber en la pantalla del teléfono, de forma que conocerás en qué estado están tus vías respiratorias

0
1.375 views
Con este pequeño gadget puedes comprobar el estado de tus vías respiratorias y saber si debes estar alerta ante un ataque de asma con solo soplar un poco

Los ataques de asma no son precisamente cosa de un paseo por el campo. Más bien son duros, y pueden llegar a ser hasta peligrosos. Por eso, prevenirlos puede ser vital –nunca mejor dicho– para un afectado.

Y una vez más, vemos aquí cómo la tecnología viene al rescate. Gracias a Sparo Labs ahora disponemos de un pequeño gadget, del tamaño de un ratón de ordenador, que se conecta al smartphone y nos ayuda a prevenir esos ataques.

Es el objetivo de Wing, un aparato que se conecta al teléfono por la clavija de los auriculares (de momento, por tanto, no es compatible con el iPhone 7 a no ser que tengas la carcasa especial) y, con un buen soplido, determina el estado de nuestros pulmones.

Controlar el asma jugando

Pero no iba a ser solo un aburrido número en la pantalla o un mensaje diciendo que el asma va a hacer aparición. Usar el Wing es como un juego: con nuestro aliento impulsamos una nave espacial, y cuanto más tiempo soplemos más alto llegará.

El gadget mide cuánto aire eres capaz de soplar por segundo y a qué velocidad lo haces. Usando un sistema de luces de semáforo te muestra la información que necesitas saber en la pantalla del teléfono, de forma que conocerás en qué estado están tus vías respiratorias y si debes temer un ataque de asma.

Una de las grandes ventajas que presenta el Wing es que no necesita ningún tipo de batería. Se alimenta de tu teléfono, pero tranquilo: el consumo es ínfimo. Y es tan seguro que hasta niños de 5 años lo pueden utilizar sin problemas.

Además los datos que te proporciona son médicamente válidos, por lo que podrás mostrárselos a tu médico sabiendo que son veraces. El Wing ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, así que tiene validez como aparato médico.

De momento, la app solo está disponible para iPhone 5 y superiores, pero el año que viene llegará también la versión de Android. El precio es de 129 dólares. Comparado con la seguridad de que no te pille por sorpresa el asma, parece más que razonable.

No hay comentarios

Dejar respuesta