Ciclismo real: una pulsera para que los aficionados ‘sufran’ como sus ídolos

Una pulsera de Microsoft ayudará a los aficionados a sentir el sufrimiento de los ciclistas en primera persona: proporciona todo tipo de datos de cada etapa de la competición

0
1 views
Ciclismo en primera persona
Todos los datos de los ciclistas, a disposición del público

El ciclismo levanta pasiones por la dureza intrínseca del propio deporte. Genera fascinación en sus aficionados por las condiciones extremas a las que se someten los corredores. Unos datos que a partir de ahora pueden estar al alcance de su mano para vivir las carreras de otra manera. Es en el Tour de California donde los seguidores, por ejemplo, han podido saber que David Lozano registró una velocidad máxima de 52,1 millas por hora, alcanzó una frecuencia cardíaca media de 156 latidos por minuto -con un pico de 205 latidos por minuto- y quemó 4.246 calorías (2.938 de grasas y 1.308 de hidratos de carbono para ser exactos). ¿Quién les ha contado todo esto? Una revolucionaria pulsera de Microsoft.

Unidos a Amgen (patrocinador del Tour de California), han equipado a diez ciclistas para competir con esta banda en su muñeca, tal y como explica Geekwire. Así es como se está llevando a cabo un seguimiento tanto del rendimiento como de la salud de los corredores después de cada etapa gracias a una serie de patrones que miden desde la velocidad hasta los patrones de sueño pasando por la exposición UV, entre otros. Es ciclismo en primera persona. Los usuarios están familiarizados con dispositivos como la pulsera de Microsoft o la FitBit para llevar a cabo un seguimiento de la salud personal, pero hablamos de otro ejemplo de cómo la tecnología está mejorando la experiencia de los aficionados de ver los deportes profesionales. Esto adquiere aún más valor cuando un analista puede proporcionar algunas ideas sobre lo que significan realmente los datos.

Los datos de la pulsera, ¿deben ser públicos?

Ya se ha visto algo similar en la NFL con chips incrustados en la equipación de los jugadores que mostraban la próxima generación de las estadísticas  en relación con la velocidad y la distancia total recorrida. La pulsera de Microsoft hace algo similar utilizando un equipo de radares y cámaras ópticas HD para realizar el seguimiento de, por ejemplo, la velocidad de salida de una carrera. Los beneficios de esta tecnología van en dos direcciones: aprender más acerca de cómo un jugador está trabajando y utilizar la información para que los entrenadores hagan ajustes.

Y, como en todo, también ha surgido el debate: ¿Este tipo de datos personales relacionados con salud deben ser públicos? ¿Quién tiene el derecho a la información: los que llevan las riendas del deporte en concreto, el equipo o el propio deportista? Sea como sea, en este caso es un conocimiento que ayuda a comprender mejor al ciclista y da la oportunidad de disfrutar de un deporte casi en primera persona. Los aficionados están de suerte.

No hay comentarios

Dejar respuesta