Cassini prepara el final de su viaje a Saturno

Cuando despegó hacia el espacio, la tecnología de moda era el Tamagotchi. ¿Quién no tuvo el suyo?

0
137 views
Cassini finaliza su viaje

En el último mes del año, siempre se suele hacer balance y buscar nuevas metas para el año que llega, y para la nave espacial Cassini el próximo año 2017 va a ser el más importante.

En 1997 Cassini fue lanzada y llegó a Saturno en 2004, año en el que comenzó a estudiar este planeta. Durante su viaje, ha hecho varios descubrimientos, incluyendo un océano dentro de Enceladus y mares de metano líquido en Titán.

Entre el 30 de noviembre y el 22 de abril comienza su última misión. Circulará por encima y debajo de los polos de Saturno, zambulléndose cada siete días a lo largo de la región inexplorada en el borde exterior de los anillos principales.

Cassini coge impulso para la vuelta a casa

Los instrumentos de Cassini intentarán tomar muestras de las partículas de los anillos y moléculas de gases tenues que hay alrededor de los anillos. Durante las dos primeras órbitas, la nave pasará a través de un anillo muy débil producido por diminutos meteoros. Cassini atravesará el polvoroso borde del anillo F.

El anillo F marca la frontera del sistema principal de anillos de Saturno. Es muy complejo y cambia constantemente. Las imágenes que nos ha proporcionado Cassini muestran estructuras como serpentinas brillantes y canales oscuros que aparecen en horas a simple vista.

Casi tras 20 años de viaje, la misión de Cassini llega a su fin porque la nave se está quedando sin combustible. El equipo preparó el final de la misión antes de su lanzamiento. Cuando despegó hacia el espacio, la tecnología de moda era el Tamagotchi. ¿Quién no tuvo el suyo?

Lo más importante de Saturno

  • Es el sexto planeta del sistema solar en el que nos encontramos y tiene este nombre gracias al Dios romano Saturno, el titán Crono griego.
  • Formas parte de los llamados planetas gaseosos. Es el segundo más grande del sistema solar tras Júpiter.
  • Tiene un sistema de anillos, y aunque es conocido desde la antigüedad al no ser muy luminoso no destacaba a simple vista. Sin embargo, en 1610 Galileo fue el primero en observar sus anillos, los que confundió con un par de lunas. Tiempo después se pudieron observar mucho mejor sus anillos.

No hay comentarios

Dejar respuesta