Un bot cuya única misión es discutir por Twitter

@Arguetron quiere entrar al trapo de cualquier conversación polémica, solo necesita otro "adversario" y el enfrentamiento verbal está servido

0
3 views
La misión del Bot es discutir con los twitteros

Las opiniones en Twitter son algo frecuente, sin embargo, no todos son amigas de ellas, sobre todo si la idea que plasman no es compartida por la otra persona. Cuando se producen estas diferencias es cuando empiezan las peleas y los twitteros comienzan a discutir.

Para ridiculizar estas situaciones y también para reírnos de uno mismo (porque todos alguna vez hemos participado en alguna de estas discusiones) ha nacido un bot cuya única misión es discutir con los twitteros más aburridos de la red.

El usuario del bot es @arguetron y su nombre, Liz.  La dueña de esta original idea es Sarah Nyberg. Este twittero está programado para empezar las discusiones en la red social. No solo responder a los usuarios de twitter sobre temas polémicos, también los empieza. Cada 10 minutos, la cuenta de @arguetron publica alguna frase relacionada con el feminismo o la política, entre otros temas. https://twitter.com/arguetron

 

10 horas discutiendo con @arguetron

Muchos no se dan cuenta de que el que publica estos tweets es un bot que solo quiere discutir y entran al trapo. A algunos la discusión con Liz les ha llegado a durar 10 horas . ¿No te lo crees? Aquí está la prueba.

Se supone que este tipo de actitudes no están permitidas en la red social. Hace poco supimos de la existencia de un filtro de calidad en Twitter, sin embargo, este bot pasa por debajo de la red ¿por qué? Porque no llega a faltar el respeto ni a insultar a ningún usuario. Tampoco acosa a ningún twittero ni genera spam.

Sarah Nyberg, la cabeza pensante de este bot, se divierte en su cuenta personal haciendo comentarios sobre las conversaciones que tiene su bot con la gente aburrida de Twitter.

Este bot no es perfecto, si algún usuario en vez de discutir quiere apoyar su idea y lo hace contestándola al tweet en cuestión, Liz responde como si fuese alguien que hubiese entrado en su juego.

No hay comentarios

Dejar respuesta