Aunque parezca increíble, Australia está vendiendo latas de aire a China

‘Green and Clear Air’ es el nombre de la empresa australiana que está vendiendo latas de aire puro a China para luchar contra los altos niveles de contaminación

0
324 views
Latas de aire puro para los chinos
China lucha contra la contaminación

Es una idea tan ingeniosa como rocambolesca. Y real. ‘Green and Clear Air’ es el nombre de la empresa australiana que está vendiendo latas de aire puro a China para luchar contra los altos niveles de contaminación que sufren en el citado país asiático. El punto de partida nació después de un viaje que hizo Theo Ruygrok -uno de los fundadores- a China y que le hizo ser consciente de la diferencia de la calidad de aire entre ambos países, según relata Mashable.

Detrás de ‘Green and Clear Air’ no sólo está Theo Ruygrok. Junto a él está John Dickinson y de ellos nació la idea de vender latas de aire puro que recogen de sitios emblemáticos de Australia: desde las Montañas Azules hasta Bondi Beach pasando por Tasmania y la Gold Coast sin olvidar Nueva Zelanda. Por veinte dólares, los menos afortunados pueden disfrutar de un pedazo del paraíso australiano.

Lo cierto es que no es un proceso tan sencillo como se puede imaginar; para capturar el aire puro necesitaron un proceso de varios meses que se llevó a cabo gracias al trabajo de ingenieros. Lo que pretenden Ruygrok y Dickinson es hacer llegar la sensación que ellos experimentan cuando respiran profundamente y toman una bocanada de aire puro, vivo y vigorizante. Esta emoción sólo se puede sentir con aire de calidad.

Australia vende lastas de aire a los chinos
La clase media china es el público al que se dirigen

Por ello, sus latas ofrecen la posibilidad de realizar entre 130 y 140 respiraciones profundas con una mascarilla y diferentes estilos ya que el aire varía en función de la zona; incluso se puede percibir el eucalipto. ¿Por qué han puesto China en su diana? Allí la contaminación es tan alta que han llegado a alcanzar el nivel naranja, el más alto de la historia y, además, son muy receptivos. La población china está, literalmente, ahogada en una nube gris muy perjudicial para su salud. La emergente clase media es consciente de que no puede cambiar el aire, pero también tiene mucho interés en tener mejores condiciones de vida, salud y bienestar.

No hay comentarios

Dejar respuesta