¿El aire acondicionado afecta a la productividad?

¿Crees que el ritmo de tus empleados depende de la temperatura a la que esté la oficina? Un estudio de la Universidad de Cornell tiene la respuesta

0
47 views
Aire Acondicionado Productividad

En este verano abrasador la única solución para poder trabajar a gusto sin morir en el intento está en ese amado aire acondicionado. Este glorioso aparato nos salva de las penurias de trabajar a 30 grados. Pero ¿todo son ventajas? Pues parece ser que no y un estudio de la Universidad de Cornell lo ha demostrado.

Tiene frío el trabajador y su productividad se resiente

Según los datos que proporciona este estudio, si el personal se está enfriando, su producción también se enfriará. El problema se acentúa en verano, cuando las oficinas recuerdan más a Siberia que al Caribe. Los trabajadores vienen de la calle, el lugar en el que parece que el núcleo de la tierra está saliendo a la superficie y claro, llevan prendas ligeras. Muchos de estos trabajadores se arrepienten de haber escogido esa combinación al llegar a la oficina ya que el choque entre ambas temperaturas, la de la calle y la del lugar de trabajo, es demasiado brusco. ¿Lo mejor para estos casos? Dejar una chaqueta fina o un pañuelo en tu lugar de trabajo para momentos en los que no puedas aguantar más el frío.

En un estudio del 2010 publicado en la revista HVAC&R Research, Hedge y sus colaboradores se estudió la actividad de los trabajadores en función de la temperatura de su lugar de trabajo. Descubrieron entonces que quienes estaban por debajo de los 21º produjeron menos y con más errores que aquellos que disfrutaron de una temperatura más alta.

Si tienes frío, tecleas menos

El método que eligieron fue el de contar el número de pulsaciones de teclas, una medida un tanto imperfecta pero suficiente para demostrar las diferencias.

Los trabajadores que estaban en la oficina a temperatura ideal teclearon el doble que los que trabajaron por debajo de los 21º.

El frío es distractor

Las personas que pasan frío dedican más tiempo a entrar en calor, se frotan las manos, se mueven por la oficina…estas acciones no son malas pero hacen que los trabajadores pierdan mucho más tiempo que los que están a una temperatura más cálida.

El calor tampoco es bueno

El exceso de calor también disminuye la productividad en el trabajo porque resulta incómodo e incluso puede llegar a agobiar a las personas a las que su trabajo les exige un esfuerzo físico. También provoca agotamiento, cansancio y debilidad, dolor de cabeza, mareos o desmayos etc.

¿Cuál es la temperatura ideal?

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo hace cumplir el Real Decreto 485/1997 en el cual se marca que una temperatura ideal para trabajos de oficina se encontraría entre 17º y  27º y para aquellos trabajos de mayor actividad la temperatura ideal estaría entre 14 y 26 grados centígrados.

El INSHT también recomienda que en invierno, época de ir más abrigados, la temperatura debería mantenerse entre 17 y 26 grados centígrados y en verano que vestimos ropa más ligera debería estar entre 23 y 27 grados centígrados.

Nunca llueve a gusto de todos. Nadie consigue ponerse de acuerdo con la temperatura a la que debe estar el aire acondicionado o la calefacción en el trabajo. Encontrar el punto medio, muchas veces se hace imposible.

El calor afecta a la  productividad, el frío afecta a la productividad y discutir por ver quien tiene el mando del aire acondicionado ¡también afecta a la productividad!  

No hay comentarios

Dejar respuesta