3 errores a la hora de comprobar Google Analytics

0
99 views
Errores comprobar google analytics

Uno de los mayores activos que tiene tu negocio son los datos. Gracias a ellos, puedes conocer más profundamente a tus clientes y tomar mejores decisiones empresariales. Para poder llevar esto a cabo, necesitas un software que sea como los ojos y los oídos de tu sitio Web y uno de los mejores es Google Analytics.

Muchos utilizan este sistema para monitorizar las métricas de su sitio Web pero gran parte de los que lo usan acaban cayendo en unos errores imperdonables que acaban por afectar a las resultados de página. ¿Quieres conocer cuáles son los fallos que casi todos cometen y si has caído en alguno de ellos? Sigue leyendo.

No comprobar lo suficiente

Muy pocas personas revisan todos los días los datos de Google Analytics y esto es un verdadero error. Mucha gente se crea una cuenta y acaba por comprobar los resultados de su página web, de media, 2 veces al mes.

Lo correcto es chequear la actividad de tu página una vez al día y ver la evolución que sigue en función de tus publicaciones. Es interesante llevar un seguimiento diario y ver, por ejemplo, qué día y a qué hora hay más gente conectada a tu sitio web.

Sin embargo, también hay que tener amplitud de miras. ¿A qué me refiero? A que también hay que alejarse un poco y ver los resultados de semana en semana o de mes en mes. El objetivo de este estudio exhaustivo es contestar a las siguientes preguntas:

¿Hay algo que hayas hecho que haya influido en el número de visitas? ¿Qué es ese algo? ¿Por qué la gente ha decidido pinchar en tu sitio y no en otro? ¿Qué le has ofrecido que tanto les ha gustado? ¿Qué diferencia hay entre los resultados de este mes y los del mes pasado? ¿Qué hiciste el año pasado? ¿Los resultados de ahora son mejores o peores?

Si solo entras una o dos veces al mes en Google Analytics y no eres capaz de llevar un seguimiento ni de comparar con otras etapas de la página, jamás sabrás por dónde tienes que ir y cuáles son los contenidos que gustan y los que no.

No profundizar en los datos

Mucha gente comprueba sus estadísticas en Google Analylics de la manera más básica. Ellos miran la audiencia que tiene su web y dicen ¡Oh, este mes he tenido más sesiones que el mes pasado! Pero espera, ¿Qué es una sesión?

Las sesiones contabilizan el número de personas que han entrado a tu sitio web. Sin embargo, lo importante no está en las sesiones sino en los usuarios. ¿Cuántos usuarios únicos ha tenido tu página? Y lo más importante, ¿qué diferencia hay entre el número de usuarios únicos y las sesiones? Si hay más sesiones que usuarios único eso significa que hay algunas personas que hay repetido en tu página web. Después de saber esto tienes que averiguar cuál es el motivo por el que han vuelto para incrementar el número de personas que visitan tu página.

También es importante preguntarse ¿Qué hace la gente en mi sitio web? ¿Cuánto tiempo tardan en cerrar la pestaña y despedirse de mí (o más bien de mi contenido)? A esto último se le llama porcentaje de rebote. Si tu página es un blog o un sitio de podcast es normal que tu porcentaje de rebote sea alto porque la gente lee el artículo o escucha el podcast y se va.

Las respuesta a tanta pregunta las tiene Google Analytics. No te queden en lo superficial y estudia cada una de las pestañas de este software. Los datos y las conclusiones que tú recojas serán fundamentales a la hora de llevar a cabo una estrategia para aumentar tu audiencia.

Fijarse en el perfil de los usuarios

Google Analytics también te ofrece información sobre la demografía de tus lectores, sus intereses, sus localizaciones y muchas más cosas.  Estos datos no son demasiado fiables ni demasiado importantes para tu página web.

Google obtiene esta información a través de una dirección IP estática de una casa. Google no sabe si soy yo o es mi pareja la que está utilizando el ordenador, por lo tanto, esos datos que obtiene son bastante poco fiables. Si fuese Facebook quizá si deberíamos confiar en él, pero en este caso, Google Analytics no es de fiar.

Trata de no caer en estos tres errores y sigue haciéndote preguntas sobre el comportamiento de tu audiencia. Trata de averiguar lo que quieren, lo que les gusta, y simplemente, dáselo.

Related Posts

No hay comentarios

Dejar respuesta